La música popular dominicana vuelve a vestirse de luto con la muerte de Cherito, el productor, cantante y compositor que deja huérfana a la...

La música popular dominicana vuelve a vestirse de luto con la muerte de Cherito, el productor, cantante y compositor que deja huérfana a la orquesta The New York Band y sumida en el dolor a una nación que admiró su talento.

Los restos del artista, quien falleció a causa de un infarto cuando dormía en su residencia de Santo Domingo Este, son velados en la Funeraria Blandino, de la avenida Abraham Lincoln, y serán sepultados este viernes en el Cementerio Puerta del Cielo.
El padre del merenguero, Chery Jiménez, dijo que su hijo no tenía problemas de salud alguna y que en la familia “estamos devastados”.

Desde 1988, Cherito se encargó de llevar el merengue por el mundo, como su bandera, con una calidad que desbordaba a través de sus composiciones y de la fortaleza de su voz. Esta entrega y pasión por la música le abrió los caminos para conquistar miles de fanáticos y ganarse el respeto de una clase artística que está conmocionada por el deceso.

“Que noticia tan fuerte recibir desde aquí tu triste partida. Me siento muy mal con esto y la verdad que siempre te voy a recordar con tu energía y tu don de servir y hacer que todos nosotros estemos unidos…”, escribió “El Mayimbe”, Fernando Villalona, en su cuenta de Instagram.

También Miriam Cruz recordó que “hace unos días lamentábamos la pérdida del maestro Víctor Waill y ahora la de Cherito, con quién compartí varios momentos en mi etapa con Las Chican. Una pérdida muy lamentable para nuestro merengue la de estos dos grandes personajes”. Otras reconocidas figuras del arte y el espectáculo dominicano como Johnny Ventura, Gilberto Santa Rosa, José Alberto “El Canario”, Kinito Méndez, Milly Quezada, Joe Veras, Jimmy Bauer, Elvis Martinez, Toño Rosario, Alex Matos, Roberto Ángel Salcedo, Carlos de la Mota, Pavel Núñez, Rafely, Marivell Contreras, Pamela Sued y Domingo Bautista, entre otros, reaccionaron con mensajes de dolor y nostalgia por la muerte del cantautor y productor.

Cherito nació el 23 de agosto del 1971, en Santo Domingo. Desde niño, su padre Chery Jiménez (co-fundador de las agrupaciones musicales Los Beduinos, junto a Wilfrido Vargas; Los Hijos del Rey y The New York Band) y su abuelo, José Jiménez Belén (destacado periodista y escritor) lo inclinaron por la educación musical, al percibir en él notables aptitudes.

En 1988 debutó como cantante líder en The New York Band, conquistando de inmediato innumerables plazas, incluyendo Estados Unidos (donde se originó), Puerto Rico, México, Colombia, Venezuela, España y República Dominicana. Vendió millones de discos a nivel mundial con 10 álbumes que incluyeron éxitos como “Amada mía”, “Dame vida”, “Dancing mood” y “Nadie como tú”, entre otros temas.

De 1998 al 2007, Cherito se dedicó exclusivamente a producir para grandes artistas y desarrollar nuevos talentos. Además, tuvo la oportunidad de co-producir junto al exitoso productor Sergio George. Desde el 2000 al 2004, fue compositor exclusivo de la editora Warner Music Group y presidía su compañía de discos Next Step in Music.

A partir del 2007 inició una segunda etapa en su carrera como solista que alcanzó su mejor vuelo con el éxito del 2009 “Ella quiere un pedazo”; hasta que en el 2016 contacta a Irisneyda, Franklin, Miosotis Alexandra y Tony para un exitoso reencuentro de la orquesta The New York Band, que mantenía muy activo a Cherito en los escenarios hasta que la muerte lo sorprendió, un mes antes de cumplir 51 años de edad.

El impulso del Soberano

La Asociación de Cronistas de Arte (Acroarte) lamentó ayer la muerte de Cherito. Recordó que los integrantes de The New York Band fueron reconocida en los Premios Soberano 2016 con el “Soberano al Mérito” por sus más de 30 años en la música. En esa misma gala, la banda fue protagonista de uno de los segmentos más emotivos y de mayor rating. Este momento significó el reencuentro de los integrantes originales de la orquesta, incluyendo Cherito, quien había decidido seguir con su carrera independiente luego de que, al final de la década del 90, el grupo se separó. La gala del Soberano fue el motor que impulsó nuevamente a la emblemática agrupación. En mayo pasado, la banda regresó a su casa, Nueva York, después de 25 años sin tocar en esa ciudad que le vio nacer. Fue el último gran concierto para Cherito en el Lehman Center Performing Arts del Bronx, donde unas 2,500 personas jamás imaginaron que sería la última vez que verían a este gran artista.

Fuente: elcaribe.com.do

Cesar Junion

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *